El tratamiento contra las adicciones normalmente consta de cuatro partes:

  • 1.- Desintoxicación: se trata de eliminar la sustancia adictiva del cuerpo. En centros de rehabilitación adicciones frecuentes se tratan bajo supervisión médica. Al interrumpir el consumo el adicto empieza a sentir los efectos del síndrome de abstinencia. No todas las sustancias tienen síndrome de abstinencia, ni sus efectos suponen el mismo riesgo, ni tienen la misma duración. Algunas sustancias adictivas como al alcohol, o la heroína, tienen síndromes de abstinencia muy fuertes, que sólo deben superarse bajo vigilancia médica. En cualquier caso los profesionales del centro proporcionan medicamentos para la adicción que ayudan a aliviar los efectos del síndrome de abstinencia.
  • 2.- Tratamiento del síndrome de abstinencia psicológico: las sustancias adictivas alteran los procesos neurológicos normales del adicto. El cerebro reclama al adicto que tome la sustancia, incluso cuando el cuerpo ya se ha deshecho de la adicción. Al igual que el síndrome de abstinencia físico, en centros como Blu By the Sea suelen emplearse algunos medicamentos que ayudan al adicto a estar más calmado. Sin embargo el tratamiento principal, aprovechando que tras la desintoxicación el adicto tiene ya la mente más clara y relajada, es proporcionado por la terapia psicológica. Además empiezan a introducirse las primeras actividades dirigidas a rehabilitar el estado físico de la persona adicta. En la mayoría de centros de rehabilitación adicciones comunes se benefician de varios tipos de tratamientos holísticos. Algunos son:

Terapia a través del masaje.

Sesiones de Yoga.

Spas.

Terapia Individual de Apoyo.

Hidroterapia.

Actividades al aire libre.

Clases Artísticas.

  • 3.- Rehabilitación: tras haber superado la adicción física, y haber sentado las bases para manejar la adicción psicológica, habiendo dejado atrás las ansias y la dependencia de la adicción, comienza la rehabilitación propiamente dicha. En los centros de rehabilitación adicciones como las que se encuentran frecuentemente empujan al adicto a adoptar costumbres equivocadas que no le beneficia. A través de la terapia individual se hace un repaso de las costumbres del paciente y se le llama la atención sobre aquello que no es ni normal, ni aconsejable.
  • 4.- Reinserción: restituir el modo de vida que tenía el adicto antes de caer en la adicción no es suficiente. De hecho, de algún modo, esa forma de vida fue la que lo empujó a la adicción. Durante la reinserción los centros de rehabilitación de adicciones intentan que el adicto adopte formas de vida más saludables. Para ello se repasa la vida normal del adicto, y se le asesora para ayudarle a perseguir nuevos propósitos en la vida, y exigirse desafíos saludables. Una forma de animar al adicto tras la rehabilitación es darle la oportunidad de devolver la ayuda que ha recibido. A través de la responsabilidad, y de ayudarle a sentirse útil, la persona adicta puede encontrar la fuerza para evitar la recaída en la adicción. Voluntariados, actividades deportivas, talleres ocupacionales, nuevos empleos, tareas de reforestación, son algunas de las propuestas que mejor funcionan para tratar la adicción.

Durante estas cuatro partes del tratamiento de adicciones la familia y amigos del adicto juegan un papel muy importante. Al principio durante la desintoxicación, suelen restringirse las visitas debido al estado alterado en el que se encuentra la persona adicta. Pero a partir de ahí, cada vez más, se aumenta la participación de la familia y de los amigos, en la medida que estos estén dispuestos a ayudar. Cuando así lo hacen, en centros de rehabilitación en Florida similares a Blu By the Sea, la rehabilitación de adicciones funciona mucho mejor, y se reduce el riesgo de recaídas. Es importante sin embargo tener en cuenta, que la adicción no sólo causa estragos en el adicto, sino también en las personas que le rodean. No es infrecuente que la familia y amigos hayan roto las relaciones con el adicto, y no quieran ayudar. Pero incluso en ese supuesto, en los centros de rehabilitación adicciones como las que tratan normalmente, se incluye terapia de apoyo, y tratamiento psicológico, para rehabilitar la salud mental de las personas que rodean al adicto y hayan podido sufrir trastornos mentales debido a su adicción.

El propósito final del tratamiento de la adicción, consiste en que la persona adicta puede hacer una vida familiar normal, en la que la persona se sienta capacitada para afrontar sus responsabilidades sabiendo disfrutar de ellas.

La adicción a largo plazo, acaba por alterar la función normal del cerebro. Es por eso que resulta casi imposible dejar la adicción sin tratamiento en centros de rehabilitación. Además de resultar muy arriesgado debido a los fuertes efectos sobre la salud que tiene el síndrome de abstinencia de algunas sustancias adictivas. Pero incluso después de completar el tratamiento en centros de rehabilitación adicciones comunes pueden empujar a la recaída de la persona adicta debido a factores como el estrés psicológico, la presión en el trabajo, enfermedades mentales, estigmas sociales, discusiones familiares, dolor crónico, o incluso, debido a la familiaridad con el entorno donde cayó en la adicción, tales como calles o lugares que solía frecuentar cuando el adicto, malas compañías que le empujaron a la adicción, o le acompañaron durante la misma, y con las que ahora se encuentra de nuevo, olores que le recuerden a aquella vida de adicción, algunos objetos, y muchos otros recuerdos que la persona adicta tiene asociados a la dependencia de la adicción. Ahora todos esos recuerdos, situaciones, y lugares, se convierten en disparadores que pueden causar la recaída de la persona adicta en la adicción. El adicto no puede contar con que le vigilen durante toda su vida. En algún momento tiene que tomar las riendas de su vida, y la persona debe sentirse segura al hacerlo. El tratamiento de rehabilitación y el apoyo a largo plazo se encargan de proveer a la persona adicta del soporte necesario para saber enfrentarse a esas tentaciones.

A largo plazo la persona adicta puede contar con varios medios para evitar las recaídas en la adicción. Terapia individual con un psicólogo, asesoría por parte de terapeutas ocupacionales, grupos de ayuda contra la adicción, y números de teléfonos de atención al adicto, que le permiten pedir ayuda tan pronto como reconozca alguno de los disparadores que pueden empujarlo a recaer en la adicción.

Asociación de Proveedores de Tratamiento de Adicciones – www.library.musc.edu

El tratamiento de la adicción – www.ucdenver.edu

http://www.aupla.com/wp-content/uploads/en-centros-de-rehabilitacion-adicciones-frecuentes-se-tratan-asi.jpghttp://www.aupla.com/wp-content/uploads/en-centros-de-rehabilitacion-adicciones-frecuentes-se-tratan-asi-150x124.jpgAUPLAAdiccionesEl tratamiento contra las adicciones normalmente consta de cuatro partes:1.- Desintoxicación: se trata de eliminar la sustancia adictiva del cuerpo. En centros de rehabilitación adicciones frecuentes se tratan bajo supervisión médica. Al interrumpir el consumo el adicto empieza a sentir los efectos del síndrome de abstinencia. No todas las...Health is Wealth. Nutrition, Rehabilitation, Sport, Sustainability, Wisdom, Entertainment. Health First. La Salud es lo Más Importante.