En la mayoría de centros de rehabilitación adicciones frecuentes se tratan con medicamentos, con terapia cognitiva conductual, o con una mezcla de ambos:

  • Medicamentos para la adicción: metadona, buprenorfina, naltrexona, algunos de ellos se utilizan para tratar la adicción en pacientes adictos a los opiáceos. Parches de nicotina, chicles de nicotina, pastillas de nicotina, spray nasal con nicotina, medicamentos como la Vareniclina, el bupropión, de los cuales algunos se utilizan para tratar la adicción al tabaco. Disulfiram, Acamprosato, o la naltrexona, algunos de ellos son medicamentos para tratar el alcoholismo. Otro posible medicamento, para el mismo fin, que aún no se emplea, es el Topiramato. A veces en los centros de rehabilitación adicciones como estas se dan al mismo tiempo que la adicción a algunos medicamentos. Si esto ocurre los medicamentos para la adicción que se utilizan suelen ser los mismos que se emplean para tratar la adicción a drogas ilegales que afectan al cerebro de la misma forma. De este modo, se emplea la buprenorfina, que habitualmente se utiliza para tratar la adicción a la heroína, para tratar la adicción a los medicamentos analgésicos opiáceos. Mientras que para tratar la adicción a drogas excitantes como la cocaína, y a medicamentos estimulantes, ante la ausencia de medicamentos para tratar la adicción eficaces, suele utilizarse la terapia cognitivo conductual. El diagnóstico dual es frecuente en las adicciones. ¿Qué es el diagnóstico dual? El diagnóstico dual es la existencia de más de una enfermedad en el adicto. Más del 60% de los adictos tienen también alguna enfermedad mental, tales como la depresión, esquizofrenia, ansiedad, insomnio. Otros tienen enfermedades como el VIH, hepatitis, y otras enfermedades infecciosas. Y algunos son politoxicómanos, es decir, en los centros de rehabilitación adicciones simultáneas se dan a la vez en el mismo paciente. Dado que estas enfermedades suelen ser una de las causas de la adicción, se tratan también durante la rehabilitación. Se utilizan medicamentos psicoactivos como estabilizadores del ánimo, ansiolíticos, antipsicóticos, antidepresivos, estos y otros medicamentos, se utilizan para tratar enfermedades mentales como la esquizofrenia, trastorno bipolar, estrés postraumático, ansiedad crónica, depresión. Además se tratan las enfermedades infecciosas, y se proporcionan medicamentos para la adicción para cada una de las posibles adicciones que tenga el paciente.
  • Terapia cognitivo conductual: enseña a la persona adicta a manejar la adicción. El adicto aprende a reconocer los disparadores que empujan a recaer en la adicción. Se le enseña cómo relajarse y reducir el ansia por consumir. También se le adiestra para saber cómo actuar en caso de una recaída en la adicción. Y se le ayuda a mejorar su capacidad para relacionarse con otras personas de forma saludable, para mantener una relación emocionalmente estable con su familia, y se le enseña a mejorar su capacidad para comunicarse, expresar sus sentimientos, y compartir sus problemas sin dejarse amedrentar por el sentimiento de vergüenza. En centros de rehabilitación adicciones comunes obligan a enseñar al adicto a pedir ayuda sin miedo, y se le anima a esforzarse para completar la rehabilitación y evitar las recaídas a largo plazo. Las terapias de grupo proporcionan a la persona adicta la comprensión y el apoyo de otros adictos. Además la participación de algunos adictos rehabilitados les demuestra que aceptando la responsabilidad de la rehabilitación, y esforzándose, pueden dejar la adicción con ayuda. Los grupos de apoyo refuerzan el aprendizaje que el adicto recibe durante la terapia cognitivo conductual. Ha habido pruebas para intentar adaptar la terapia cognitivo conductual, a terapias de grupo. Sin embargo esto no ha funcionado muy bien, sobre todo en adolescentes. Ocurre que a veces, si se aglomeran demasiados adictos adolescentes que con frecuencia suelen tener un pasado delictivo, el grupo de apoyo puede acabar por convertirse en un refuerzo de la adicción, donde los individuos más débiles, animan a otros a recaer en la adicción.

¿Es rentable la rehabilitación de adictos?

El tratamiento con metadona de un adicto cuesta cinco veces menos que la privación de libertad. Además, es de 4 a 7 veces más rentable tratar la adicción, que los conflictos que causa si se ignora, y hasta 12 veces más rentable si se tiene en cuenta el tratamiento médico. Además el adicto pasa a convertirse en una persona capacitada, que puede aportar un beneficio a quienes le rodean.

¿Cuánto dura la rehabilitación en un centro de adicciones?

La duración del tratamiento de rehabilitación normalmente oscila entre los 90 días si se hace con internamiento residencial, hasta 12 meses o más, si hablamos de rehabilitaciones ambulatorias de opiáceos como la de metadona. En centros de rehabilitación adicciones frecuentes como las que tratan son vigiladas durante periodos que varían dependiendo del paciente, de la sustancia la que es adicto, de si es una adicción de tipo psicológico sin sustancias, decía recaído antes y cuantas veces, de si vive en un entorno agradable al que volver o necesita mantenerse apartado todo lo posible por ser un lugar conflictivo, de si recibe el apoyo de su familia y amigos o no, de si sufre alguna enfermedad mental o de cualquier otro tipo, y de muchos otros condicionantes.

Lo único que se sabe con seguridad, es que cuanto más dura la rehabilitación, y mayor es la motivación y el esfuerzo que pone el adicto, menos recaídas se producen después. Así como el hecho de que, si el tratamiento se limita a la desintoxicación, la recaída suele ser casi segura.

El problema es que la misma motivación que ayuda a la persona adicta a permanecer en el centro de rehabilitación para continuar el tratamiento contra la adicción, suele ser inexistente en los adictos con enfermedades mentales y otros problemas sanitarios. En esos supuestos, a veces, es imprescindible retener al adicto con la intención de que, una vez completada la desintoxicación, con su cuerpo libre de la sustancia adictiva, y un tratamiento para sus enfermedades, pueda pensar con más claridad, y continuar el tratamiento todo lo necesario hasta dejar la adicción sin riesgo de recaídas.

A día de hoy, se estima que en centros de rehabilitación adicciones frecuentes son tratadas sólo en el 10%, o menos, de los adictos. El único modo de aumentar la cantidad de asistentes a centros de rehabilitación de adicciones sería aumentar la información para los adictos, sus familiares y amigos, así como convertir el test de drogas en un procedimiento común en la mayoría de entornos laborales, y escolares.

AUPLAAdiccionesEn la mayoría de centros de rehabilitación adicciones frecuentes se tratan con medicamentos, con terapia cognitiva conductual, o con una mezcla de ambos:Medicamentos para la adicción: metadona, buprenorfina, naltrexona, algunos de ellos se utilizan para tratar la adicción en pacientes adictos a los opiáceos. Parches de nicotina, chicles de...Health is Wealth. Nutrition, Rehabilitation, Sport, Sustainability, Wisdom, Entertainment. Health First. La Salud es lo Más Importante.