La drogadicción, sin ayuda, es incontrolable. Es un deseo impulsivo que empuja a consumir la droga sin importar las consecuencias que tiene sobre la salud. Aunque al principio es una elección más o menos libre por parte de quien aún no sufre adicción a las drogas, pronto esa misma adicción le quita toda libertad de elegir. El consumo prolongado de drogas cambia la forma de pensar, alterando el sentido de la recompensa, la motivación, el aprendizaje, la memoria, y el control de impulsos. A esto se debe a que muchos centros de rehabilitación de drogas, como BLVD, incluyan terapia neurológica empleen medicamentos contra la adicción.

Como la adicción a las drogas afecta a todos los aspectos de la vida, los programas de tratamiento en centros de rehabilitación tienen muchos pasos. Un tratamiento contra las drogas tiene que ayudar al adicto a seguir una vida libre de drogas, a ser productivo y feliz con tu familia, y a mantener un trabajo. Debido a lo fuerte que es el síndrome de abstinencia, no se puede interrumpir el consumo de un día para otro, ni esperar superar la adicción de esa manera. Hacen falta muchos intentos, y la ayuda de un centro de rehabilitación de drogas, para que con los medicamentos para la adicción adecuados, se consiga una abstinencia sostenida, estar sobrio a largo plazo, y recuperar una vida normal.

A lo largo del planeta, la adicción a las drogas oscila habitualmente entre un 10% y un 25% de la población dependiendo del país. Más de la mitad, entre un 5% y un 10% respectivamente acuden a un centro de rehabilitación de drogas como BLVD. La rehabilitación de adicciones a día de hoy se basa en una serie de principios. Una serie de afirmaciones que se ha demostrado que describen correctamente el problema, y permiten abordarlo con éxito, superando la adicción a las drogas, y evitando recaídas:

  • La adicción afecta al comportamiento del adicto, pero se puede tratar.
  • No todo tratamiento es apropiado para cualquier persona. Hace falta hacer un tratamiento a medida.
  • El tratamiento tiene que estar disponible, al alcance, con facilidad.
  • Un tratamiento contra las drogas que funcione, no puede tratar sólo la drogadicción, tiene que atender también el resto de necesidades del adicto, familia, trabajo, relaciones, amistades.
  • Es imprescindible que el adicto acepte quedarse en el tratamiento durante suficiente tiempo. Cuanto más largo sea el tratamiento, menos recaídas se producen después.
  • El asesoramiento individual, y las terapias de grupo, ayuda muchísimo, y se incorporan en programas como el de BLVD.
  • El tratamiento en un centro de rehabilitación de drogas debe hacer uso de medicamentos para la adicción, que faciliten la superación del síndrome de abstinencia.
  • El tratamiento puede cambiar en cualquier momento. Si hemos dicho que el tratamiento tiene que hacerse a medida de cada adicto, también tenemos que decir, que las necesidades, o la situación del adicto, pueden cambiar de forma repentina durante el tratamiento. Puede sufrir altibajos, recaídas. Si esto ocurre será necesario reajustar el tratamiento para adaptarlo a la nueva situación del drogadicto.
  • Es frecuente que una persona adicta a las drogas, tenga a la vez algún tipo de enfermedad mental. Es imprescindible ajustar el tratamiento en estas situaciones, porque dicha enfermedad mental suele ser la causa de la drogadicción. Tratar la enfermedad mental ayudará a superar la adicción a las drogas en el centro.
  • La desintoxicación de drogas mediante el empleo de medicamentos contra la adicción y el síndrome de abstinencia es sólo una etapa corta que tienen lugar al principio de la rehabilitación en el centro. Está demostrado que si el adicto a las drogas abandona el tratamiento en el centro de rehabilitación de drogas, tan pronto como termina la desintoxicación, y antes de completar la rehabilitación durante unos meses, la recaída suele ser casi inmediata.
  • Aunque sea duro decir, el tratamiento no necesita ser voluntario para funcionar. Es una afirmación muy discutida. Lo único que se puede añadir es que efectivamente, si se cuenta con la aprobación del adicto, si tiene voluntad de seguir el tratamiento y recuperarse de la adicción a las drogas, el éxito a largo plazo suele ser mayor. Sin embargo, como hemos dicho, la persona que es adicta tiene afectado el comportamiento, y con frecuencia no es capaz de mirar por su propio bien, toma decisiones erróneas, y a veces no queda más remedio que someterla a tratamiento de desintoxicación y rehabilitación de drogas en un centro como BLVD, aún en contra de su voluntad. Si esto ocurre, la rehabilitación de la adicción puede funcionar a pesar de su resistencia.
  • Hay que vigilar al adicto durante todo el tratamiento de rehabilitación en el centro. Es muy importante asegurarse de que no consume drogas durante el mismo. Además los médicos del centro se aseguran de comprobar si en algún momento se han consumido drogas. Ya que esto afectaría negativamente a los distintos pasos que se siguen durante el tratamiento. Y sería necesario volver a atrás y empezar de nuevo.
  • El centro de rehabilitación de drogas tiene que examinar al adicto para comprobar si tiene algún tipo de enfermedad infecciosa. Si fuese el caso tiene que tomar medidas, y asegurarse de que el adicto adopta un comportamiento que proteja a otras personas del riesgo de infección. Si no es el caso, aún se tiene que asesorar al adicto para que tome medidas que le protejan del riesgo de infectarse, y mantenga una vida saludable.

¿Qué medicamentos se utilizan para tratar la adicción?

Durante la desintoxicación: para superar el síndrome de abstinencia que sufre el adicto durante la desintoxicación se emplean medicamentos. La desintoxicación sólo es un paso previo al inicio de la rehabilitación. Si el adicto abandona la rehabilitación al completar la desintoxicación, lo normal suele ser, que recaiga inmediatamente. No hay rehabilitación a largo plazo si no se completa todo el tratamiento en el centro de rehabilitación de drogas, el adicto recae como si nunca hubiese recibido ningún tratamiento.

Durante la rehabilitación de drogas: se utilizan medicamentos para ayudar a restablecer el comportamiento normal, restablecer la forma de pensar que se ha visto alterada por la adicción, para continuar tratando el síndrome de abstinencia, que para evitar recaídas. Hay medicamentos para la adicción al alcohol, a los opiáceos como la heroína o la morfina, para la adicción al tabaco o nicotina, para la adicción a estimulantes como la cocaína y la metanfetamina, y para tratar la adicción al cannabis o marihuana. Con frecuencia el adicto lo es a varias sustancias a la vez, lo que se conoce como politoxicomanía, y requiere tratar con medicamentos todas las adicciones a la vez. Éstos son algunos de los medicamentos contra la adicción más frecuentes:

Opiáceos: la buprenorfina, la metadona, y en algunos supuestos, la naltrexona, se utilizan para tratar la adicción a los opiáceos. Actúan sobre los mismos receptores que causa la adicción a la heroína, o la morfina. La buprenorfina y la metadona, se comportan de forma similar a la heroína y a la morfina, ayudando a suprimir el síndrome de abstinencia y aliviar la necesidad de consumir drogas. Por contra la naltrexona bloquea los receptores que reciben a la heroína, y otros opiáceos, pero sólo debe utilizarse en adictos que ya han completado la desintoxicación. No puede utilizarse mientras el adicto a un tenga restos de drogas en su cuerpo. Debido a que con frecuencia el adicto no respeta la abstinencia durante el tratamiento del centro de rehabilitación de drogas, la naltrexona se utiliza sólo en algunas situaciones. Estos medicamentos permiten que el paciente no sienta adicción a las drogas, y pueda relajarse, y concentrarse en la rehabilitación.

Tabaco: hoy día hay muchos medicamentos que reemplazan a la nicotina. Desde parches para dejar de fumar, a sprays para dejar el tabaco, chicles para dejar de fumar, medicamentos en forma de pastillas para dejar el tabaco. Algunos medicamentos para tratar la adicción al tabaco son el bupropión, y la vareniclina. Cada uno actúa de una forma diferente, pero ayudan a evitar recaídas en personas que reciben tratamiento de rehabilitación para dejar de fumar. Se recomienda utilizarlos siguiendo a la vez un tratamiento conductual, con terapia individual, y terapia de grupo. Además es buena idea tener a mano algún teléfono de ayuda para prevenir recaídas.

Alcohol: tres medicamentos se utilizan con frecuencia para tratar el alcoholismo. Son la naltrexona, acamprosato, y el disulfiram. Además podría empezar a utilizarse otro conocido como Topiramato. Como ya hemos dicho la naltrexona funciona bloqueando los receptores de opiáceos que también están implicados en la necesidad que siente el alcohólico de tomar una copa. Ayuda a prevenir las recaídas en el alcoholismo, sin embargo no funciona igual de bien en todos los adictos. Por otro lado el Acamprosato se utiliza para reducir los síntomas que causan la abstinencia a largo plazo, como la ansiedad, el insomnio, el estrés, o la disforia. En cuanto al disulfiram interrumpe el metabolismo normal del alcohol, causando la producción de una sustancia llamada acetaldehído, que produce una reacción bastante desagradable que incluye náuseas, palpitaciones, y enrojecimiento, si el adicto consume alcohol mientras toma el medicamento. Sólo se recomienda en pacientes en los que será muy raro que haya una recaída, debido a los fuertes que son esos efectos secundarios.

Cómo recuperarse de las drogas – www.drugabuse.gov

Tratamiento de la drogadicción – www.psych.med.umich.edu

http://www.aupla.com/wp-content/uploads/centro-de-rehabilitacion-de-drogas-en-blvd.jpghttp://www.aupla.com/wp-content/uploads/centro-de-rehabilitacion-de-drogas-en-blvd-150x124.jpgAUPLADrogadicciónLa drogadicción, sin ayuda, es incontrolable. Es un deseo impulsivo que empuja a consumir la droga sin importar las consecuencias que tiene sobre la salud. Aunque al principio es una elección más o menos libre por parte de quien aún no sufre adicción a las drogas, pronto esa misma...Health is Wealth. Nutrition, Rehabilitation, Sport, Sustainability, Wisdom, Entertainment. Health First. La Salud es lo Más Importante.