La rehabilitación no es un castigo para el alcohólico. Un centro de rehabilitación de alcohólicos sirve para proporcionar soluciones que le ayuden a desenvolverse en la vida. El programa de una clínica como Cirque Lodge trata el alcoholismo en un entorno cariñoso y compasivo. Lo que necesita el alcohólico para rehabilitarse es un lugar donde tenga la tranquilidad que ha perdido en su vida, donde no tenga tentaciones, y la finalidad del centro de rehabilitación de alcohólicos es que tenga un apoyo individual, y terapia familiar. Especialmente teniendo en cuenta, que el alcohol, es un problema social, y debido a su aceptación, es la adicción más tratada en todos los centros de rehabilitación.

¿Cómo saber si eres alcohólico?

El problema a la hora de saber si hay alcoholismo es que en muchos lugares es habitual su consumo. Hay alcoholismo desde el momento que necesitas tomar alcohol para hacer una vida normal. Cuando empiezas a tomarte un trago de alcohol extra a horas extrañas. Cuando empiezas a beber alcohol sólo. Cuando tomas alcohol estando triste. De un modo o de otro, siempre se traduce en que estás tomando más alcohol del que tomabas antes, y del que tomaría la mayoría de la gente. Eso sí, nunca tomes como referencia al círculo de personas cercano a ti. Porque a veces el alcoholismo puede ser un problema que comparten familiares o amigos.

El alcoholismo, causa un deseo interminable de no hacer otra cosa, que beber alcohol. Y según un centro de rehabilitación de alcohólicos, el alcoholismo afecta a todos los aspectos de la vida, como familia, amigos, trabajo, y además afecta a la salud, porque hace daño en el hígado, causa problemas de corazón, cáncer, daños cerebrales. Esto lleva al alcohólico a tomar decisiones equivocadas, porque ya no tiene la mente clara.

¿Cómo pedir ayuda para el alcoholismo?

Nunca es demasiado pronto para pedir ayuda para un alcohólico. Un centro de rehabilitación de alcoholismo, como Cirque Lodge, puede ayudarte a dejar la adicción al alcohol en el momento oportuno. Hay centros y grupos de apoyo para todos los bolsillos. Si tienes un problema con el alcohol no dejes de pedir ayuda, incluso si no te lo puedes permitir, siempre habrá alguna asociación, algún grupo, o algún centro que pueda echarte una mano. No hace falta que te enfrentes sólo al alcoholismo. Hay mucha gente dispuesta a ayudar. Algunos centros pueden ser mucho más cómodos, aunque esto tenga un coste, si te lo puedes permitir, sus tratamientos te van a servir también de retiro. Te permitirá estar en un sitio apartado que te saque de tu vida y de tu rutina diaria, rodeado de profesionales que saben cómo ayudarte.

Las primeras semanas de sobriedad pueden llegar a ser muy difíciles. Así que tener profesionales pendientes del alcohólico en cualquier momento que los necesite es una ventaja. El alcohólico no puede despertarse a medianoche, sin poder dormir, y aun así habrá alguien pendiente que entiende por lo que está pasando y sabe cómo ayudarle.

Luego los días se pueden hacer muy largos, lo que le da mucho tiempo al alcohólico para pensar en lo mucho que necesita beber alcohol. Los centros de rehabilitación suelen tener todo tipo de programas para mantener al alcohólico ocupado durante la desintoxicación.

Luego está la terapia. La mayoría de las veces la adicción es una consecuencia de otros problemas. El 40% de los alcohólicos tienen algún problema de salud mental. En Cirque Lodge utilizan la terapia cognitiva conductual. La terapia es una parte importante de la rehabilitación. Una terapia individual es esencial para discutir los motivos de por qué una persona bebe, y qué se debe hacer.

Además el alcohólico suele tener alcohol escondido, guardado y repartido por toda su casa. También suele estar acostumbrado a conseguirlo en determinadas tiendas, supermercados, o bares que ya conoce. Alejarse de todo eso, y estar en un ambiente seguro y controlado libre de alcohol y drogas es una ventaja para el alcohólico. Menos tentaciones, menos problemas.

También dejas atrás durante la rehabilitación el estrés, los problemas, discusiones, o malas relaciones, o cualquier otro problema que habitualmente le empuje al alcoholismo. En un ambiente cómodo y seguro, sin distracciones, sin estrés, puede concentrarse en la rehabilitación, siguiendo el programa del centro de alcoholismo.

Y lo más importante es el seguimiento tras la rehabilitación en el centro. El alcoholismo es crónico. Incluso quien ha conseguido estar sobrio desde que dejó el alcohol, siempre corre el riesgo de volver a caer en el alcoholismo. Parte de las responsabilidades del centro de rehabilitación de alcoholismo es dar una atención continua, y un programa con terapia, que siga atrás la rehabilitación, y permita al alcohólico mantenerse alejado del alcohol. Y sobre todo un teléfono al que llamar en cualquier momento.

En un centro de rehabilitación de alcoholismo incluso suelen implicarse en la intervención. Es decir, en una reunión dirigida por un profesional, a veces incluso en el mismo bar del alcohólico, donde se le hace entender que tiene un problema con el alcohol aunque no sea capaz de reconocerlo. Como ya están familiarizados con las reacciones que puede tener, y las dudas que pueden surgir durante una reunión así, esto ayuda a que el profesional haga las veces de mediador y de consejero.

Si estás leyendo esto, aplaudimos tu esfuerzo por obtener ayuda para el alcoholismo. En todo caso, sobre todo, hagas lo que hagas, nunca afrontes sólo, ni dejes a alguien afrontar en soledad, el alcoholismo.

¿Qué es la desintoxicación de alcohol?

Se trata de un periodo de abstinencia, de sobriedad, bajo supervisión médica. Se hace al iniciar la rehabilitación. Y se suele ayudar al alcohólico con medicamentos que reducen el síndrome de abstinencia. Hacen que sea más fácil pasarlo. Y todo bajo control médico para que no peligre su seguridad. Además suele haber un terapeuta pendiente del alcohólico para explicarle lo que siente.

Pasar la desintoxicación en un centro de rehabilitación de alcoholismo es importante porque los síntomas de la abstinencia del alcohol pueden ser peligrosos. Estos son algunos de los síntomas de la abstinencia del alcoholismo:

Vómitos

Ansiedad

Temblores

Sudores

Paranoia

Vómitos

Agitación

Convulsiones

Alucinaciones

Cansancio

Irritabilidad

La desintoxicación del alcoholismo dura entre unos pocos días, y poco más de una semana.

¿Cuáles son los tipos de programas de rehabilitación del alcoholismo?

Sobre todo se dividen en dos tipos en función del régimen de internamiento.

Rehabilitación con internamiento clínico: el alcohólico es internado en un hospital y tratado como un paciente más durante la desintoxicación. No es el más habitual a día de hoy.

Hospitalización parcial diurna: durante cuatro a ocho horas diarias del alcohólico recibe tratamiento médico para superar la adicción. Fuera de ese horario regresa a su vida normal, su trabajo, su hogar. Sólo funcionan bien si el entorno del alcohólico no es la causa del alcoholismo. Especialmente si tiene mucho apoyo familiar y buenas amistades. Hay que tener en cuenta que esto no es lo habitual. Normalmente el alcoholismo se debe en parte a problemas que tiene el alcohólico en su entorno. Y en este caso al volver a diario a ese entorno, difícilmente puede funcionar la rehabilitación. Porque la ansiedad que le crea ese entorno le puede llevar a beber alcohol cuando el alcohólico se estrese.

Rehabilitación ambulatoria: aquí no hay internamiento de ningún tipo. Ni siquiera tratamiento diario. El alcohólico acude en función de lo que se le va pidiendo que haga cada día. Suelen hacerse por la tarde y fines de semana. Pero tan pronto termina abandona el hospital para regresar a su entorno cada día.

Rehabilitación ambulatoria intensiva: Durán de 8:00 a 20:00 horas a la semana. Pueden durar más de un año.  Pero como el alcohólico regresa a su hogar, con su familia y sus amistades, y a su trabajo cada día, sólo funcionan si estos no son la causa de la dependencia o adicción al alcohol.

Rehabilitación residencial: es a día de hoy el más cómodo, y deseable. Se hace en un centro de rehabilitación de alcoholismo que cuenta con instalaciones habitualmente cómodas, agradables, y tranquilas. Suelen contar con varios servicios, y estar preparados y adaptados a todo lo que se necesita durante la rehabilitación para que el alcohólico, o el adicto, se encuentren cómodos. Se diseñan pensando en lo que saben que va a hacer falta durante la rehabilitación. Como ocurre con Cirque Lodge suelen ser razonablemente parecidos a las instalaciones de un hotel con más o menos lujos. Además de los imprescindibles para hacer la terapia y el tratamiento de desintoxicación, algunos cuentan con piscina, gimnasios, clases de yoga, salas de lectura, talleres, espacios al aire libre, salas de masaje. La mayoría de estos servicios no son imprescindibles, pero lógicamente lo hacen todo más cómodo. El contacto con amigos y familiares suele restringirse al principio, y a medida que avanza la rehabilitación y el alcohólico se encuentra mejor, y está dejando atrás la dependencia del alcohol, se va relajando hasta él. De que llega momento, en el cual, puede dejar el centro de rehabilitación de alcoholismo durante un rato cada día.

¿Cómo es la rehabilitación en un centro de alcoholismo?

Cada centro de rehabilitación de alcoholismo tiene su propio programa. Algunos descubren que funciona mejor alguna terapia, algún tratamiento, algún que otro taller, un masaje. En función de eso hacen su propio programa, y lo van mejorando. Sin embargo la mayoría suele compartir unos puntos comunes:

Evaluación inicial: es una entrevista donde se le hacen una serie de preguntas al alcohólico. Esto ayuda a saber hasta qué punto es adicto y qué tratamiento hay que aplicar. Es una evaluación clínica hecha por un profesional. Algunas de las preguntas más comunes son:

¿Qué cantidad de alcohol debe al día el alcohólico?

¿Cuánto tiempo hace que es adicto al alcohol?

¿Qué papel juega al alcohol en la cultura de esa persona?

¿Qué efecto cree que ha tenido el alcohol en la vida del alcohólico?

Su historial clínico. Incluido si ha tenido algún problema médico o toma algún tratamiento.

Si tiene algún problema de salud mental o del comportamiento. Enfermedades mentales, obsesiones, fobias, manías.

Si tiene problemas con la familia, amigos, o sociales importantes que necesite comentar.

Si tiene problemas con la ley, o financieros.

Qué nivel educativo tiene.

En qué situación se encuentra actualmente.

En qué trabaja, cuál es su empleo, si es estable, o si tiene problemas en él.

Si alguna vez ha intentado ya dejar el alcohol, y sobre todo, si ya ha estado en algún centro de rehabilitación de alcoholismo. Si es así qué fue lo que ocurrió.

Si se descubre que tiene algún problema médico que deba ser tratado antes de empezar la rehabilitación, se pasa a un médico que se encarga de ocuparse de ese problema.

Desintoxicación: si la dependencia del alcohol es muy fuerte se ayuda al alcohólico a pasar el síndrome de abstinencia mediante una desintoxicación durante la que se le proporciona medicamentos que hacen que el síndrome de abstinencia sea más fácil de pasar.

Asesoramiento y diseño del tratamiento: después el alcohólico pasa a ser atendido por un consejero. Es una especie de tutor que le guiará a lo largo de toda la rehabilitación. Utilizando la información que han conseguido con las preguntas de la oración inicial, y según como haya pasado la desintoxicación, si la hubo, deciden cuál es la mejor manera de hacer la rehabilitación. A veces participan además del consejero o asesor, trabajadores sociales, enfermeras, psicólogos, o psiquiatras.

Asesoramiento o consejería individual, y de grupo: continúa con el asesoramiento a lo largo de toda la rehabilitación para conseguir lo siguiente:

Que el alcohólico deje de negar su problema con el alcohol. Que acepte que es alcohólico, que tiene una dependencia del alcohol, y que necesita ayuda. El alcohólico tiene que dejar de creer que su consumo del alcohol sea norma. No lo es.

Aprender a reconocer sus problemas. Averiguar cuáles son, incluso si aún no tiene claro de qué problemas se trata.

Ganar motivación para resolver todos esos problemas.

Tratar cualquier problema de salud mental que tenga. Son muy frecuentes la depresión y los trastornos de ansiedad.

Ayudar mediante terapia a aprender a cambiar su comportamiento.

Aprender a relacionarse de forma sana con su familia y amigos. A no discutir, no pelear, y a sacar lo mejor de sí mismo, y de los que le rodean.

Si tuviese amistades no saludables tales como otros alcohólicos que le animen a consumir alcohol, aprenderá los pasos necesarios para hacer nuevos amigos más saludables.

Ayudarle a cambiar su estilo de vida a uno que le ayude a rehabilitarse.

Tareas: el encontrarse desocupado es peligroso para el alcohólico. El tiempo en el que está ocioso, sin hacer nada, le lleva a pensar en sus problemas, y en la necesidad que tiene de tomar alcohol. Por eso durante la rehabilitación del alcoholismo en un centro suele mantenerse al alcohólico lo más ocupado posible. Esto incluye el que lea determinados libros, ve a determinadas películas, escriba sobre sus problemas o haga preguntas.

Herramientas para la vida: se enseña al alcohólico a vivir de nuevo. Se le enseña a manejar el estrés, a manejar la ira, la frustración, se le enseña cómo debe hacer para mantener un empleo estable, también a decidir qué es lo que quiere, a disfrutar de forma inteligente de su espacio de ocio, se le enseña a relacionarse y comunicarse con su familia, amigos, y el resto de la sociedad, incluso a cómo debe manejar sus ahorros.

Prevención de recaídas: se enseña al alcohólico a reconocer cuando está a punto de producirse una recaída. Cuando esto ocurre se le enseña qué es lo que debe hacer. Se le instruye para que sepa a quién debe llamar, a quién tiene que pedir ayuda. También se le enseña cómo evitar llegar a esa situación.

Grupos de ayuda: a largo plazo el alcohólico siguen contando con grupos donde se reúne con otros antiguos pacientes del centro de rehabilitación de alcoholismo para hablar de sus problemas. Es una manera muy sana de aprender a compartir, de hacer amigos, y sobre todo de aprender de quienes les rodean y tienen sus mismos problemas. Además así se va viendo como el alcohólico maneja su vida, y en definitiva, si le está yendo bien, y se está manteniendo sobrio.

Hay muchos programas de desintoxicación para alcohólicos. Cuando busques un centro de rehabilitación de alcoholismo es importante que hagas estas preguntas:

Si aceptan algún seguro privado del que seas titular, y si no, si dan facilidades de pago.

Por supuesto que el centro tenga su correspondiente licencia, y los profesionales que trabajan en él, tengan sus titulaciones.

Si tienen médicos, y psiquiatras disponibles para atender al alcohólico en todo momento.

Si las instalaciones están limpias, ordenadas, y son cómodas.

Si cuenta con todos los requisitos médicos y legales necesarios.

Si el centro de rehabilitación del alcoholismo está preparado para tratar problemas de salud mental, orientación sexual, y para adaptarse alcohólicos en función de su edad, de su género, o de su cultura.

Si después de la rehabilitación tienen un seguimiento a largo plazo para asegurarse de que no se producen recaídas en el alcoholismo.

Si tienen a personal que esté pendiente del alcohólico, y se asegure de que éste se mantenga en la rehabilitación a largo plazo.

También si tienen terapia del comportamiento para ayudar al alcohólico a mejorar su capacidad para relacionarse con su familia, amigos, y sociedad.

Si el tratamiento de rehabilitación ofrece medicaciones apropiadas para ayudar con el síndrome de abstinencia, y con cualesquiera otros problemas de salud que pueda tener el alcohólico.

Finalmente si tienen terapia familiar. Los familiares suelen sufrir también el alcoholismo del adicto, por lo que con frecuencia necesitan ayuda.

En cualquier caso, no nunca debemos dejar de pedir ayuda para superar el alcoholismo aun cuando no nos podamos permitir este tipo de servicios. Hay todo tipo de asociaciones, grupos de apoyo, y servicios públicos que te ayudarán.

Tratamiento del alcoholismo – www.oasas.ny.gov

Alcohol Recovery – www.med.unc.edu

http://www.aupla.com/wp-content/uploads/centro-de-rehabilitacion-de-alcoholicos-cirque-lodge.jpghttp://www.aupla.com/wp-content/uploads/centro-de-rehabilitacion-de-alcoholicos-cirque-lodge-150x124.jpgAUPLAAlcoholismoLa rehabilitación no es un castigo para el alcohólico. Un centro de rehabilitación de alcohólicos sirve para proporcionar soluciones que le ayuden a desenvolverse en la vida. El programa de una clínica como Cirque Lodge trata el alcoholismo en un entorno cariñoso y compasivo. Lo que necesita el alcohólico...Health is Wealth. Nutrition, Rehabilitation, Sport, Sustainability, Wisdom, Entertainment. Health First. La Salud es lo Más Importante.